// //
El septimo cielo. Blog oficial de Rosario Valcárcel

viernes, 18 de mayo de 2018

SALITRE, Nuevo libro de poemas de Carmen Paloma Martínez

La Vida tras el cristal
visión
distorsionada
-a veces opaca-
de capítulos ciertos
de los caprichos inciertos
de la Existencia                 
Carmen Paloma Martínez

Las Islas Canarias han sido, tradicionalmente, tierra de poetas, de poetas de tierra adentro y de poetas de mar, de poetas nacidos en nuestras islas o de poetas que nos visitan, que se quedan y deciden abrazar nuestra expresión literaria: el sonido del viento, del mar, la arena. Deciden sumergirse de lleno en la nostalgia o en el abrazo de ese mar de la que hablan nuestros poetas canarios.


Y quizás es eso lo que le ha ocurrido a Carmen Paloma Martínez, una madrileña que vivió en La capital de Cuba, en la Habana casi quince años y desde hace doce años reside en Tenerife. Y en este  encuentro y los sucesivos reencuentros tanto con Canarias, Cuba, Madrid, resultaron de vital importancia para enriquecer su  itinerario poético. En esa llama y en esas vivencias que la poeta alimenta en el libro “Salitre”: un mundo de agua marina, de sabor a sal y a melancolías. Un mundo que ella llena a través de la presencia del mar, de nuestro archipiélago y del mar caribeño, del mar de salitre nebuloso. 

Un mundo que según la prologuista Elena Villamandos: “conforman en su totalidad un océano sobre el que la poeta navega, desde la intuición de lo que, en lo profundo, toda vida lleva implícito, hasta la aceptación de la inexistencia y de su desconocido paradero”. 

En Salitre, Carmen Paloma además de explorar su naturaleza ante la historia, nos expresa la presencia y el ardor embriagador de la memoria, el susurro y las vivencias de su tiempo, los valores y los anhelos de la infancia,- vivos aún en ella-. Nos expone lo extraordinario del mundo de la niñez. De ese viaje a la infancia, de ese regreso a las emociones y la belleza que un día nos regalaron. Y, en el silencio, escuchamos la voz de la poeta: 

He regresado a mi niñez/ he recorrido/ cada recoveco/ -hasta los más complicados y temidos-
He llegado allí/ donde quiero estar/
He reconocido/ el mismo espacio/ el de mis sueños/ el espacio en el que mi ser / es quien es/
Muy lejos de patrones/ clichés y estereotipos/
A años luz/ de los “debería”/ los “hay que hacer”/ y toda esta retahíla/ de imposiciones/ yugo de mi movimiento/

Soy libre/ aquí/ -clonación de mar-/ ungida de salitre/ y agua/ preparada para el acto sagrado/
Inmersa en él/ -o ella-/ como prefieras. 

Carmen Paloma se recrea en la experiencia humana, en los sentimientos de angustia y dolor. Y nos evoca poemas en versos repletos de sed de eternidad, de esa insatisfacción que se siente ante la fugacidad con que pasan las cosas de la Vida. Así surge el antagonismo entre Eros: amor que la mayor parte del tiempo no se declara, pero se percibe, y Thánatos: la muerte, el tiempo. Ese tiempo que se nos escapa de las manos sin que hayamos sido capaces de valorarlo.

Un libro de poemas reflexivo que surge sin astucias retóricas, ni gran efusión sentimental, sino como un intento de aceptación y de disconformidad con el mundo que nos rodea. Y lo expresa en un lenguaje simbólico con poemas cortos, entrecortados y aparentemente sencillos.

Ellos aquí/ sosteniendo una mirada/ que les huye/ revisando lo más íntimo/ rebuscando/ arañando el dolor/ sin piedad/ justo con el dedo en la llaga. /
Quiero irme/ desasirme de tu mano/ abandonar quimeras/ descubrir atajos/ encomendarme a los dioses/ sostener tu mirada/ y no sucumbir/…
Dejar de ser estatua de sal/ empaparme/ de aire fresco, de magia y rutas renovadas/
Heme aquí/ boca abajo/ sosteniendo la Vida/ solo como puedo/
Hay un movimiento lento/ que termina en tus brazos/ adormecido/ eterno/ entumecido a veces/ de tanto esperar/
Retazos sutiles/ y abruptos/de lo que fue la historia
Hay un movimiento sublime/  -el que teje mis sueños-/ el que me abandona en ti/ y me mantiene en el epicentro de la Vida

En “Salitre”, Carmen Paloma desnuda la memoria y nos muestra el relato sentimental que sugiere una comunión con las fuerzas esenciales de la soledad y los sabores de su infancia. Preguntas y respuestas sobre el desarraigo, la angustia vital y el vacío desde un prisma existencial. El proceso  de la Vida sobre la Muerte.


Y se adentra  en el mar, en un mar libre e infinito que le otorga un carácter abierto. En un mar que la redime del olvido y le vislumbra evocaciones. Recuerdos que le ayudan a construir un discurso en el que aparece su padre, a quien le dedica el libro Salitre, 2017. Un poemario que huele a salitre. Un texto editado por Elena Morales, que luce una bella portada de la escritora y pintora Graciliana Montelongo y, al que podemos sumar dos publicaciones anteriores: Líneas en el 2012 y Voz de mujeres en el 2015.

Desde muy jovencita, Carmen Paloma descubre la palabra, dialoga con ella y se siente tan atraída que se deja seducir para entregarse a la emoción, a la colección de las voces que muy pronto sedimentan dentro de su pequeño universo como esencia cultural, y logran agitar su imaginación y comienza a escribir y a escribir y obtiene algunos premios.


La voz de Carmen Paloma Martínez en este nuevo libro “Salitre”, rememora la ausencia y se cuestiona la aceptación del mundo. Indaga en una búsqueda personal obsesiva que la conduce al vacío. A ese vacío formado por momentos de carga emocional y de reflexión, que como ser humano se empeña en dejar en sus versos el testimonio de su circunstancia. 

Salitre, se presentó el pasado día 4 en el Museo Poeta Domingo Rivero junto a otro libro Poesía y Vida de Elena Villamandos. La reseña  la subiré próximamente.

sábado, 12 de mayo de 2018

SABAS MARTÍN, LA MONJA DEL SAUZAL


A Sabas Martín (Santa Cruz de Tenerife, 1954) siempre le han seducido determinados personajes de nuestra historia insular, esos personajes reales, no fantásticos ni imaginarios, sino ciertos y concretos. Y el azar o el destino le ha llevado esta vez a investigar los acontecimientos y la vida de María de León Bello y Delgado, Sor María de Jesús, la monja de El Sauzal que traspasa ese umbral hacia el más allá el 15 de febrero de hace casi tres siglos. La Siervita de Dios, que desafiando las leyes naturales y temporales su organismo entra en lo que llamamos cuerpo incorrupto.



Un caso curioso porque en Tenerife nadie duda de su santidad, de su aliento que pervive, pero el Vaticano no lo tiene tan claro, y el proceso de canonización y beatificación de la monja de El Sauzal, que se inició en 1992, se ha paralizado durante años y años. Actualmente sus milagros siguen sin obtener la certificación oficial. A pesar de todo la madre superiora del Convento de Las Catalinas de La Laguna, sor María Cleofé, confiesa sin desanimarse que el milagro más probado de Sor María de Jesús León y Delgado es congregar cada año a más de 15.000 personas. Personas que acuden unas curiosas, otras para hacer sus oraciones, atajar la muerte o simplemente para encontrar el camino del cielo.

  
Durante más de diez años Sabas trabaja investigando la vida y la muerte, los acontecimientos, los misterios y los secretos de la Siervita. Y nos trae Un rumor de siglos. Una biografía novelada en la que el escritor se documenta, ahonda en las raíces y ensancha las fronteras de lo real y el espíritu de la protagonista, y lo que es más difícil su esencia. Desvela episodios sobrenaturales y fenómenos insólitos. Traspasa las barreras de la religión y llega al universo humano de la Monja del Sauzal. Reconstruye la historia en la que sin saber cómo, se ve atrapado como un ave en la red de un cazador furtivo.

Es así como ahora entro en mi celda y yo veo desde mis ojos cerrados lo que el recuerdo revive.
Veo la gruesa cadena con la que mortificaba mis espalda  mis brazos y mis piernas clanc clanc clanc.
Y la piedra que me servía de almohada.
Y las tablas de clavos doblados sobre los que dormía.
Y la otra almohada de cuando me depositaron en la caja lisa y sencilla de la muerte y que conserva las manchas de sangre que soltó mi cabeza cuando, tres años después de mi muerte certificada, me desenterraron.

Un texto narrado en primera persona en el que la Siervita recrea los recuerdos de la infancia, saca a la luz su existencia en este mundo, cómo siente pasar la vida, la sucesión de momentos infinitos que camina con sus familiares y amigos. Las casas en las que habita y su hogar verdadero: el Convento de Santa Catalina situado en Plaza del Adelantado, en la que se guarda y se muestra su memoria; su trabajo, esfuerzo y humildad. Sueños y ensueños, el momento de la muerte y lo que le ocurre después de la muerte, y sobre todo el amor. Ese amor volcado a la Divinidad que tanto le gustaba hacer gala, ese amor que según ella la mantiene incorrupta.

Sueño ahora lo vivido, vivo lo soñado, y revivo en el sueño el dulce éxtasis que me invade antes de rendir mi carne y que sea certificada mi muerte el 15 de febrero de 1731. Es hondo el embeleso, embriagador el arrobamiento ahora como entonces, ahora, como en la hora de rendir mi carne, en el arrobo que me inunda y me atraviesa siento la llama del amor, su fuego que me consume, tanto y tan intenso ese fuego que no puedo sufrir tamaña llama.

El mundo real de Sabas Martín son las palabras, el poder de la palabra. Él sabe bien que en principio fue el verbo, lo que estas nos cuentan y del modo en que lo hacen, eso lo sabe el escritor que se caracteriza por un discurso repleto de términos cultos y del acervo popular, de metáforas y de neologismos que singulariza su obra y que permanece en la escritura de Un rumor de siglos. 

Un texto donde lo lírico y lo narrativo se unen en una escritura repleta de descripciones urbanas y vegetales, de sonidos y olores, de voces onomatopéyicas. Un texto sensorial.

Desde un promontorio Amaro contempla las tareas de exhumación, la saca a la luz de aquello que a la luz se ocultó, el afán de las palas hendiendo chas ras chas ras el suelo y acumulando a un lado en tongas pacientes y picudas la tierra removida, el siseo sssiiisss de las sogas que abrazan la madera para auparla, para liberarla de la mordedura térrea y hueca del nicho.



Sabas es un escritor completo que da rienda suelta al tratamiento literario, a una prosa poética que no va en pérdida de su precisión. Cultiva la novela, la poesía y el ensayo, la creación teatral, siendo dramaturgo, actor, director. Y durante un tiempo nos acercó, de una forma rigurosa y sutil, novedades literarias en Radio 5. Y fue en esa época cuando en realidad yo conocí a Sabas, hace ya algunos años, muchos. Lo conocí, y siempre lo cuento, en ese refugio íntimo que es capaz de crear la radio. Lo escuchaba al atardecer mientras iba en el coche de regreso a casa. ¡Cómo disfrutaba! Su rigor y sus críticas literarias me daban la oportunidad de olvidarme del resto del mundo, porque que alguien te hable de libros, en aquel entonces, y cómo él lo hacía parecía casi una revelación.


Sabas Martín ha recibido premios en novela, poesía, cuentos, crítica, y algunos de sus libros han sido traducidos al italiano, al francés, al alemán. En un rumor de siglos, celebramos el puro placer de la lectura. Celebramos la literatura.

Celebramos la creación de un texto cercano que ahonda en la memoria de Sor María de Jesús, la monja del Sauzal para dejar un testimonio de su vida y de su tiempo. Un libro que recomiendo porque es un regalo para los sentidos.

jueves, 10 de mayo de 2018

Pablo MIlanés, Yolanda




Esto no puede ser no más que una canción
Quisiera fuera una declaración de amor
Romántica sin reparar en formas tales
Que ponga freno a lo que siento ahora a raudales
Te amo
Te amo Eternamente te amo
Si me faltaras no voy a morirme
Si he de morir quiero que sea contigo
Mi soledad se siente acompañada
Por eso a veces sé que necesito
Tu mano
Tu mano
Eternamente tu mano
Cuando te vi sabía que era cierto
Este temor de hallarme descubierto
Tú me desnudas con siete razones
Me abres el pecho siempre que me colmas
De amores
De amores
Eternamente…

Pablo Milanés nació en la ciudad cubana de Bayamo en 1943. Es un compositor, cantante, guitarrista y cantautor cubano, uno de los fundadores —junto con Silvio Rodríguez y Noel Nicola — de la Nueva Trova Cubana. Estudió música en el Conservatorio Municipal de La Habana.

Como compositor, Pablo Milanés ha tocado diversos estilos, entre ellos el son cubano y la canción protesta a finales de los sesenta. Ha pertenecido al Grupo de Experimentación Sonora y ha compuesto temas para el cine. A través del GESICAIC, tanto Pablo Milanés como otros destacados músicos cubanos, incluyendo a Silvio Rodríguez, participan en un taller creativo donde se formaba a jóvenes talentos cinematográficos cubanos enseñándoles lo mejor de la música cubana, que posteriormente quedaría plasmado en una generación de cineastas que fundían a la perfección música y cine.

 Esta etapa de Pablo Milanés abarca desde finales de los sesenta hasta mediados de los setenta, y va repleta de temas del artista: Yo no te pidoLos años mozosCuba vaHoy la vi, Yolanda, No me pidasLos caminosPobre del cantorHombre que vas creciendoYo pisaré las calles nuevamente, y otras.

A principio de los años ochenta, Pablo Milanés forma su propio grupo, con la colaboración de varios amigos que estuvieron con él en el GESICAIC. Esta etapa se caracteriza por la riqueza de los recursos musicales utilizados y por la variedad de los géneros entremezclados, aunque sus contenidos siguen teniendo un fuerte trasfondo social.

En 2005 compone una parte de la banda sonora de la película Siempre Habana dirigida por Ángel Peláez. De entre sus muchas canciones, son especialmente famosas: Yolanda, Yo me quedoAmo a esta isla y El breve espacio en que no estás, Para vivir  y Cuánto gané, cuánto perdí
«𝕐𝕠𝕝𝕒𝕟𝕕𝕒» eѕ υɴα cαɴcιóɴ coмpυeѕтα por ℙ𝕒𝕓𝕝𝕠 𝕄𝕚𝕝𝕒𝕟𝕖́𝕤 eɴ el αño 1970, ғυe ιɴclυίdα eɴ vαrιoѕ de ѕυѕ dιѕcoѕ: eѕ lα pιѕтα cυαтro del άlвυм "Yo мe qυedo" (coɴocιdo тαмвιéɴ coмo "Acтo de ғe") qυe edιтαdo por EGREM ѕαlιó α lα veɴтα eɴ 1982, ғυe lα prιмerα vez qυe lα ɢrαвó y el ѕeɴcιllo


domingo, 6 de mayo de 2018

LA SOLEDAD ACOMPAÑADA,

Un trabajo realizado en el Taller Literario La Escritura Desatada.

Una de las más viejas tentaciones del ser humano es la huida de la realidad, de la vida agobiante y de la ceguera congénita. Soñar, alejarse de estos tiempos, de la  mediocridad, abstenerse de este mundo tiránico, echarse a andar sin rumbo definido como hicieron los beatniks. Porque suele ocurrir -la mayoría de las veces- que la vida no cumple con las expectativas, con los deseos o la sensibilidad del individuo.

Pero encontrar el paraíso requiere un medio, no puede improvisarse. Y es entonces, cuando surge el arte y nos acercamos a la música, a leer un poema o a contemplar una pintura. Y, quizás, en esa huida, en esa soledad, descubrimos lo mejor de nosotros mismos como individuos o como colectividad. 

Eso es lo que ocurrió en La Escritura Desatada. Nació a manera de taller literario para ayudar, dirigir a los amigos-alumnos, crearles hábitos de lectura, escribir y encontrar su propia voz. Nació para aprender recursos, estrategias y descubrir al escritor que llevamos dentro. Sin olvidar que la creación literaria, la edición del libro es un trabajo difícil, pero una maravillosa experiencia desde el punto de vista creativo.

Lo consiguieron. Después de cuatro años trabajando en la Escuela de Adultos de Tejina o CEPA, dirigidos por José Ramón Sampayo, Ángel N. de la Rosa, José Miguel Izquierdo y Miriam González han editado un libro titulado “La soledad  acompañada” es un libro de narraciones, un viaje que se ejecuta a través de la memoria. Relatos del tiempo vivido.


Composiciones que se sostienen sobre ese orden imaginativo de doce escritores cuya fuente de inspiración es El Parque García Sanabria de Santa Cruz de Tenerife y la propia isla. Todo aquello que aparentemente hemos perdido pero que recuperamos en el ejercicio de la evocación.


Escrito en presente, en el momento actual, lo cual significa que la memoria ya se ha fusionado con los recuerdos y se ha convertido en literatura, que a veces puede llegar a la ficción o a la  materia autobiográfica o a desbocar sobre una realidad, en una escultura o en objetos urbanos asociados a la experiencia real o imaginaria de los protagonistas que viven y se adentran en un parque, en una ciudad, en una isla.



Composiciones en las que los autores se enfrentan a sus fantasmas que le han perseguido a lo largo de su existencia. Protagonistas que devoran su mirada en una zona ajardinada amplia, combinada con fuentes y grupos arquitectónicos. En donde niños y niñas corren, juegan, adolescentes descubren el amor, se besan. Una señora lee un libro u otra pasea un perro. Intérpretes del mundo social y cultural. Seres inmersos en la soledad, la incomunicación y la añoranza. En esa memoria recobrada en la desolación, pero también en la plenitud de lo vivido. En la necesidad de preservar la imagen de un lugar. No como una imagen turística, ni como viajero que transita sin dejar rastro, sino como una experiencia vital donde podemos conocer, comunicarnos y amar los lugares mismos y las personas que lo transitan.

La soledad acompañada es un libro compuesto por relatos realistas, históricos, oníricos, que nos hablan de lo que queda después de desenterrar viejos recuerdos, después de pasar las hojas de un álbum. Después de hacer un extraordinario recorrido por la sociedad española del último siglo, por los amores y desamores, por la intensidad del paisaje.

 “La soledad acompañada” canta al recuerdo, a la importancia del pasado. A esos tiempos que están más allá de la tristeza que se puede deducir del exilio y de la soledad.

Reúne La soledad acompañada a doce escritores: José  Ramón Sampayo que abre y cierra  el libro con el relato titulado Ida y vuelta.

Continúan Carmen León Rodríguez con la historia de Cira. Un relato que es una evocación interpretativa: mezcla la adolescencia con una mitología particular.

Cultiva Ana I García Espinel, una estética de los sentidos en el relato Apuntes a mi propia Ausencia

Cristina Arozamena Laso nos describe de una forma amigable, un itinerario entre Madrid y Tenerife, las experiencias vividas por Manolo, un personaje que sabe desafiar esos golpes inesperados que nos da la vida.

Carmelo Díaz nos plantea en Horas Vestidas de flores el tema del amor que surge de una manera espontánea, casi arrollador. Un encuentro que, casi me atrevo a decir, que fue un flechazo,  aderezado con una mujer de moral distraída


Y Obsesión es el relato de Julia Martín el tema: la amistad. Una historia que nace en un paseo estival. Se sumerge la protagonista en el pasado (infancia-juventud) y los hechos acontecen entre lo fantástico y lo real.

Mari-Leo Ramos recrea a lo largo de su relato Pensamientos, el duelo que se siente al perder la pareja, la respuesta emotiva a la pérdida. El duelo universal.


Otros relatos comparten los mismos temas, así vemos que las escritoras Mili Martín y Charo Adrián se enfrentan a los conflictos económicos, a los sentimientos complejos con un tono desgarrador y terriblemente comunes en los relatos de Madame Valentine y el de la Duquesa.

Ico Herrera nos presenta Números Impares escrito con gran impulso y una laboriosa descripción. Con un protagonista atormentado e inseguro, aterrorizado por conocer la verdad.

Y en el relato Alunny, Lara Díaz Adrián busca en su argumento lo irracional, lo fantástico, tanto que irrumpe en el mundo cotidiano del protagonista con un argumento sostenido en diálogos.

Y Miriam González rinde culto como en el relato anterior a la irracionalidad. Nos evoca un relato romántico en el que se entrecruzan varias historias: el nacimiento, la muerte, los desvaríos del amor.

LA SOLEDAD ACOMPAÑADA es un trabajo realizado en el Taller Literario La Escritura Desatada de la Escuela de Adultos de Tejina, Tenerife. Y nos presenta algo más que un ejercicio académico. Nos presenta el canto a las cosas pequeñas, olores y  sonidos que se quedan en el camino… Y la única forma de descubrirlo es acercarse a sus páginas y correr y correr junto con sus protagonistas por la soledad de los viejos recuerdos.

viernes, 4 de mayo de 2018

Presentación conjunta de los poemarios:

Poética y Vida de Elena Villamandos González y Salitre de Carmen Paloma Martínez, hoy en el Museo Poeta Domingo Rivero, a las 19.00 horas. 



Poética y Vida es un libro de poemas en el que Elena Villamandos,  procesa la realidad a través de sus sentidos y la manifiesta a través de sus emociones. Es un libro que nos envuelve en los ecos de todos nosotros, seres conscientes del naufragio de la vida. Un libro que deja constancia de todo cuanto cierne al ser humano. 

Salitre de Carmen Paloma Martínez es un libro de poemas reflexivo que surge sin astucias retóricas, ni gran efusión sentimental, sino como un intento de aceptación y de disconformidad con el mundo que nos rodea. Y lo expresa en un lenguaje simbólico con poemas cortos, entrecortados y aparentemente sencillos.



miércoles, 25 de abril de 2018

DOS POEMAS DE LA POETA CUBANA REINA MARÍA RODRÍGUEZ



A veces

a veces él y ella jugaban al escondite en torno
los parvos de heno y los setos de ciruela podados
porque él entendía mucho de caballos y simientes
y olía a fruta desde el belfo a los cascos,
cuando sentado frente a ella con su abundante pelo amarillo
que estaba siempre tan revuelto como la melaza
y el agua de canela del tronco de aquel árbol de sus ojos
-de la supervivencia- eran los ojos que invadía la muerte
la sazón de la muerte con su espuma rojiza
(no hay palabra alguna para sacrificar la muerte
la muerte nunca está del lado de quien muere,
no señala su secreto en el acto de matar).
Y ella entonces aportaba sus ojos que invadían la muerte
por encima de la sombra que entraba en el cieno.
yo tenía dieciséis años y lo veía venir
-lo abracé, como pude.
(debes olvidar toda argumentación, toda filosofía del desamparo)
me doblaba y mordía la punta de los dedos
tiznada de sagradas cenizas
bajo el calor de un sol meridiano
mi letra, su sílaba, simboliza el silencio después de la obsesión
-ella piensa en la divinidad.
No hacemos trampas.
el tiempo asesino le arrebata mi cuerpo y también
la abundancia del campo de la imaginación
donde todo fue amenazado
mientras la cosecha terminó de grabarse sobre el fango.


Anochece

anochece sobre las tejas de Madrid
pero en las manos traigo la humedad
de las aguas del Báltico.
todavía húmedas,
frías,
me han quemado con esos verdes que no maduran.
es la travesía desde los ojos de los cisnes
tras una fruta opaca. anochece
y estoy tan cerca de tu cuerpo en una casa extraña
contra los pies que en la madera quieren frotar
una textura adormecida sobre un paisaje irreal
(me han devuelto a la conciencia las palabras
que no están donde sueño o donde miro
busco un sueño donde están las sensaciones
porque ya no hay nada que mirar)
y busco algo que querer antes que la noche
irrite mis párpados que sobre las aguas del Báltico
han bebido toda su humedad porque también anochece
sin prisa sobre las tejas de Madrid y yo miro
por la abertura oblicua de mi piel
la tuya.



Reina María Rodríguez (La Habana4 de julio de 1952) es una poeta cubana, ganadora de los premios Nacional de Literaturaen 2013 y del Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2014, entre otros.

Considerada una de las voces más importantes de la poesía cubana contemporánea, la obra de Reina María se caracteriza por ser de una asombrosa profundidad, es arriesgada, intensa, dinámica y sobre todo confesional, es un reflejo de su vida, de las dificultades y de la memoria. Sus obras se han traducido a idiomas como el ruso, el árabe, el vietnamita y el alemánLeonardo Padura, presidente del jurado del Premio Nacional de Literatura de 2013, señaló que la obra de Reina María "ha llenado un espacio imprescindible en el panorama de la poesía cubana contemporánea, con alta calidad estética, ética y conceptual".

Reina María es autora de títulos como: Para un cordero blanco, poemario que le valió el Premio Casa de las Américas en 1984, En la arena de Padua (Premio de la revista Plural, México, 1991 y Premio Nacional de la Critica, 1992), La foto del invernadero(Premio Casa de las Américas, 1998).

Ocupando su obra narrativa, podemos destacar: Te daré de comer como a los pájaros (Premio de la crítica, 2001), Tres maneras de tocar un elefante (Premio Italo Calvino, 2004) y Variedades de Galeano (Letras Cubanas, 2008). La autora fue merecedora de la Orden de las Artes y las Letras de Francia con grado de Caballero en 1999 y de la Medalla Alejo Carpentier en 2002.
Información entresacada de las redes sociales.

Información entresacada de Internet. 

lunes, 23 de abril de 2018

ENRIQUE IGLESIAS, HÉROE CON VÍDEO ESPAÑOL







https://www.youtube.com/watch?v=zdEL96vVA64

Enrique Miguel Iglesias Preysler (Madrid8 de mayo de 1975) es un cantantecompositor, productor discográfico y actor español. Es el hijo menor del cantante Julio Iglesias y de Isabel Preysler.

Empezó su carrera musical en 1993 al firmar un contrato con Fonovisa, propiedad de la empresa mexicana Televisa, la cuál impulsó su carrera en sus inicios entre los países de habla hispana y la diáspora hispana en los Estados Unidos. En 1999 firmó con el sello Interscope e hizo un crossover para el mercado de habla inglesa. También firmó con Universal Music Latino, propiedad de Universal Music para lanzar sus discos en español. En 2010 se separó de Interscope y firmó con el sello Universal Republic. En 2015 fichó por Sony Music.3
El artista ha vendido más de 140 millones de producciones musicales en inglés y español.456​ En Estados Unidos ha vendido más de 20 millones de copias. Con estas cifras se sitúa entre los cantantes con más éxito de todo el mundo.

Enrique Iglesias ha ganado los más importantes y prestigiosos premios de la industria discográfica. Cuenta con un Grammy al mejor artista latino. También tiene cinco Grammy Latinos, cuatro premios Billboard, 43 Billboard Latinos, 10 World Music Awards, ocho American Music Awards, cinco Latin American Music Awards, 22 premios Lo nuestro, 15 premios Juventud, 20 premios ASCAP, tres MTV Europe Music Awards, cuatro premios 40 Principales, dos Orgullosamente latino, un premio Ondas o una gaviota de plata en el Festival de Viña del Mar, entre otros.
Hasta la fecha ha situado cinco sencillos en los cinco primeros puestos de las lista norteamericana Billboard Hot 100 (incluyendo dos número uno). 

El cantante ostenta el récord de haber situado 27 canciones en el primer puesto del Billboard Hot Latin Tracks. También cuenta con un total de 13 números uno en la lista dance de Billboard, más que ningún otro cantante masculino.

Entre sus mayores éxitos se pueden destacar los sencillos: BailandoEl perdedorDuele el corazónLocoCuando me enamoroHeroI like itSúbeme la radioNo me digas que noTakin' Back My LoveTonight I'm lovin youDirty DancerHeartbeatNunca te olvidaréNoche y de díaI'm a FreakFinally Found YouAyer¿Dónde están corazón?Lloro por tiDo You Know?EscapeHeart AttackSomebody's MeQuizásPushAddictedExperiencia religiosaEnamorado por primera vezBailamosPara qué la vidaEsperanzaTrapecista o Rythm Divine.

Material entresacada de las redes Internet

martes, 10 de abril de 2018

TRES POEMAS DE DULCE MARÍA LOYNAZ Y UN VÍDEO

Balada Del Amor Tardío, vídeo


https://www.youtube.com/watch?time_continue=33&v=OFQkWG1r448











Amor es...
Amar la gracia delicada
del cisne azul y de la rosa rosa;
amar la luz del alba
y la de las estrellas que se abren
y la de las sonrisas que se alargan...


Amar la plenitud del árbol,

 amar la música del agua
y la dulzura de la fruta
y la dulzura de las almas dulces....
Amar lo amable, no es amor:
Amor es ponerse de almohada
para el cansancio de cada día;
es ponerse de sol vivo
en el ansia de la semilla ciega
que perdió el rumbo de la luz,
aprisionada por su tierra,
vencida por su misma tierra...
Amor es desenredar marañas
de caminos en la tiniebla:
¡Amor es ser camino y ser escala!
Amor es este amar lo que nos duele,
lo que nos sangra bien adentro...
Es entrarse en la entraña de la noche
y adivinarle la estrella en germen...
¡La esperanza de la estrella!...
Amor es amar desde la raíz negra.
Amor es perdonar;
y lo que es más que perdonar,
es comprender...
Amor es apretarse a la cruz,
y clavarse a la cruz,
y morir y resucitar...
¡Amor es resucitar!

Juegos de agua

Los juegos de agua brillan a la luz de la luna
como si fueran largos collares de diamantes:
Los juegos de agua ríen en la sombra...Y se enlazan
y cruzan y cintilan dibujando radiantes
garabatos de estrellas...
Hay que apretar el agua
para que suba fina y alta...Un temblor de espumas
la deshace en el aire; la vuelve a unir...desciende
luego, abriéndose en lentos abanicos de plumas...

Pero no irá muy lejos...Esta es agua sonámbula
que baila y que camina por el filo de un sueño,
transida de horizontes en fuga, de paisajes
que no existen...Soplada por un grifo pequeño.

¡Agua de siete velos desnudándote y nunca
desnuda! ¡Cuándo un chorro tendrás que rompa el broche
de mármol que te ciñe, y al fin por un instante
alcance a traspasar como espada, la Noche!
Si me quieres, quiéreme entera
Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena…
Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!



Dulce María Loynaz fue una de las poetisas más importantes tanto en su tierra como en el mundo entero; nació en la ciudad de La Habana el 10 de diciembre de 1902 y falleció allí también el 27 de abril de 1997. Escribe poesía desde muy joven y con 16 años, en 1919, comienza a publicar sus primeros poemas en varios periódicos de La Habana. En 1927 se doctora en Derecho Civil en la universidad de esta misma ciudad y ejerce la abogacía hasta 1961, dedicándose paralelamente a la literatura. Durante casi dos décadas, colaboró con el diario La Nación de su región, donde publicó sus primeras poesías.

En 1937 publica el poema Canto a la mujer estéril en la Revista Bimestre Cubana, y al año siguiente Versos, que había comenzado a escribir en 1920.

Posteriormente viaja por Sudamérica y Europa, participando en congresos y colaborando como corresponsal con algunos diarios cubanos, entre ellos El País Excelsior. Su obra comienza a publicarse en España y en 1947 ve la luz Juegos de agua, obra a la que siguen Poemas sin nombre (1953), Últimos días de una casa Un verano en Tenerife (ambas en 1958). Paralelamente escribe las series de artículos Crónicas de ayer Entre dos primaveras.

En 1951 es elegida miembro de la Academia Nacional de Artes y Letras de Cuba, y ese mismo año es nombrada Hija Adoptiva por el Ayuntamiento de Puerto de la Cruz (Canarias). Ingresa en la Academia Cubana de la Lengua en 1959 y, nueve años más tarde, en la Real Academia Española.

"La figura de Dulce María Loynaz está muy ligada a España, y no sólo por su matrimonio con el tinerfeño Pablo de Cañas, sino por su obra y por su relación con Federico García Lorca y con María Zambrano. De alguna forma, Dulce María representa, dentro del movimiento Orígenes hasta la época revolucionaria, un puente de encuentro, ya que siempre permaneció en la isla y acapara la memoria de los que se fueron y se quedaron

Como escritora cultivó más de un género y recibió importantes premios, como el Cervantes y el Nacional de Literatura en Cuba. Además fue nombrada miembro de número en la Academia Cubana de la Lengua. En su vasta obra encontramos los poemarios "Juegos de agua", ""pOEMAS NAÚFRAGOS"  "Melancolía de otoño" yPoema sin nombre", la novela "Jardín", admirada por Gabriela Mistral, sus ensayos "Canto a la mujer" y "La palabra en el aire" y los epistolarios "Cartas a Julio Orlando" y "Cartas de Egipto", inspirado en un viaje que realizó con su madre.

Su obra ha sido traducida al francés, italiano, inglés, serbio, noruego… y forma parte de la poesía intimista femenina sudamericana.


Fotos: Dulce María Loynaz, y Rosario Valcárcel en la casa de Dulce María Loynaz Cuba en el 2017

lunes, 9 de abril de 2018

Valcárcel y Barreto unen su voz literaria en "gozosa celebración de la vida"


Por  Ana Santana, periodista 

Santa Cruz de Tenerife, 9 abr (EFE).- Los escritores Rosario Valcárcel y Luis León Barreto han unido su trayectoria personal a la literaria con la publicación en un mismo texto de dos obras, "Cuentos traviesos" y "Cuentos gozosos", con los que brindan a los lectores "una gozosa celebración de la vida".


El proyecto de publicar cuentos escritos por cada uno de estos creadores en un mismo texto de más de 400 páginas nació a iniciativa de León Barreto, explica en una entrevista a EFE Rosario Valcárcel, quien afirma que "para él era un deseo tan ilusionante, que yo lo interpreté como una demostración de amor y de sigilo que se prolonga en la literatura".

Es en la literatura "donde confluye todo: lo que somos y cómo pretendemos llegar a mostrarnos a los demás a través de nuestras emociones más íntimas, de nuestras palabras, en definitiva de nuestro trabajo literario", asevera la narradora y poeta natural de Las Palmas de Gran Canaria.

Luis León Barreto (Los Llanos de Aridane (La Palma), 1949) se encarga de los "Cuentos traviesos" del volumen y cita como sus referentes en la narrativa breve a Chéjov, Maupassant, Borges y Cortázar, entre otros, pues ellos hicieron una literatura atrevida y provocadora.

"Cuentos gozosos", los correspondientes a Rosario Valcárcel, son unos 40 relatos totalmente independientes, la mitad eróticos y la otra mitad existenciales, y aunque en cada uno de ellos hay personajes diferentes, quizás se puede decir que todos "definen a la autora".




Son relatos "en los que pretendo explorar los abismos de lo humano; historias imaginarias o basadas en la realidad y en la vida que necesita del sueño, retratos de lo cotidiano, del alma, de la adolescencia, de ese encuentro de la infancia, del paraíso perdido del que hablaba Benedetti, y de la intromisión de la muerte", explica.

Pero también hay relatos sobre los dominios de Afrodita: el placer y la carnalidad y ahí "encontramos a Eros transformado en Tánatos, quizás por esa necesidad que tenemos los humanos de disfrutar de la felicidad, de encontrarla en medio del dolor".

La autora de "El séptimo cielo" apunta a que sus relatos aluden a la felicidad que se extingue "y no queda más que el sufrimiento, el vacío y la desolación por la que pasamos los humanos".

Para escribir ambos creadores "nos alimentamos de la vida, de las experiencias, de nuestros sueños y nuestros miedos, de las peripecias humanas", continúa Rosario Valcárcel, que medita acerca de que "lo que es cierto es que es difícil separar la verdad del sueño, lo real de lo imaginario, ese mundo paralelo entre escritura y vida".



"Cuentos gozosos" es un homenaje a Anaïs Nin, Baudalaire, Marqués de Sade y Henry Miller, pero también expone el difícil mundo de la pareja, de las relaciones interpersonales "que son tan difíciles de llevar en armonía".

"Unos dicen que esto ocurre porque los astros que nos velan trastocan la cotidianeidad o simplemente porque la crueldad y la soledad existe a lo largo del camino", afirma la autora de "Moby Dick en Las Canteras", que apostilla: "por eso sigo afirmando que el amor y el sexo son lo único que puede salvarnos".

Rosario Valcárcel, que se define como pionera de la literatura erótica en las islas, insiste en transmitir en su narrativa la pasión y la carnalidad y al respecto comenta que la portada del libro es de la pintora Luz Sosa basada en un cuadro de Chagall.

A su juicio, Chagall es un pintor "tan dulce y juguetón" que a Valcárcel no le hubiese importado ser protagonista "de una de esas adolescentes alegres y desenfadadas que, casi como en sueños, bailan o se besan en circos, en carruseles o en un aire de belleza transparente camino al cielo". EFE

Texto publicado en la edición canaria de La Vanguardia

domingo, 8 de abril de 2018

DOS DISTINCIONES ESPECIALES A DOÑA JUANA BRITO Y DOÑA MARISOL VAN BAUMBERGHEN, EN LOS LLANOS DE ARIDANE, LA PALMA.

Doña Juana Brito Lorenzo, nació en el Puerto de Tazacorte. Estudió en Tenerife en el antiguo colegio La Asunción y más tarde se hizo maestra. Un ser humano al que se le quiere tanto por su labor en la docencia como en el terreno agrícola.

Su primer trabajo lo realiza como maestra en la primera academia de Los Llanos de Aridane fundada por don José Antonio Lavers Pérez en 1947. Pepe Lavers, un nombre que cuando se lo escucho a Luis, mi pareja, y a sus antiguos compañeros de clase no puedo evitar sonreírme. ¡Cuántos recuerdos! Todavía son capaces de evocar los nombres de los profesores, los espacios de la academia y así como las calificaciones que obtenían. Una academia conocida por el nombre de Pepe Lavers fue su primer destino de doña Juana. Más tarde trabajó en el Colegio Nazaret y en el IES Eusebio Barreto.

Y me cuenta, con orgullo, su hijo José Francisco: -Mamá es muchas cosas a la vez y ahí radica su grandeza.

Sí porque aquellos alumnos suyos bulliciosos y alegres, que les gastaba bromas, y que incluso la interrumpían cuando explicaba algún concepto en el aula, hoy la siguen llevando en su corazón, alzando el brazo para saludar, qe incluso la paran por la calle, como si el recuerdo de su profesora fuese de las cosas importantes que les han sucedido en sus vidas.

Y quizás esto ocurre porque Juana Brito, fue una maestra honesta que se tomó muy en serio su vocación y se ganó a sus alumnos a pulso. En la academia tuvo que impartir clases de lengua, religión, bordados, dibujo… Antes las maestras, eran seres que “tanto servían para un lavado como para un fregado”. Eran el alma de la sociedad que queríamos construir, de una sociedad más justa y democrática. Y consciente de que la educación es un instrumento para la defensa de las causas, inculca a sus alumnos que la cultura es un arma cargada de futuro y de libertad.

 Cuando la academia tuvo que cerrar, Juana Brito la transformó en una escuela de primaria, que tiempos después sería el germen de la Guardería Ping Pong. Pero mujer activa, combinó su trabajo con el sector empresarial agrícola, vinculado a un sector  predominantemente masculino, como era el de la exportación de plátanos siendo junto con su hermana las únicas mujeres que acudían y formaban parte de los órganos de la Cooperativa de Plátanos de Canarias (COPLACA). Era una mujer imprevisible, con un olfato muy fino para los negocios, tanto que llegó a enviar a Londres entre los plátanos, chayotes y tunos.



Libró muchas batallas en su vida, quizás porque supo entrar en el corazón de las cosas o quizás porque posee una fuerza que emana de ella hacia el mundo, hizo que quisiera ayudar a muchos trabajadores y agricultores a conseguir el sueño de la prosperidad, el trocito de felicidad que debe tocarle a cada uno.


Juana Brito es un ser humano al que se le quiere hoy y se le recordará siempre, por su labor tanto en la docencia como en el terreno agrícola y, que se le quiera a uno de ese modo lo cambia todo en la vida. Porque ese “todo” es la única cosa lo bastante poderosa como para creer que ha valido la pena vivir. 

En Marisol confluye la raíz germánica de la que deriva su apellido Van Baurberghen y, casi me atrevo a decir a su modo particular de vivir y de vestirse, de ir por la vida; alegre y soñadora. Una mujer a la que le gusta lucir gafas y accesorios de mil colores y pasear feliz con Gus, su perro de pelaje negro y brillante y mirada viva y noble que parecía que hablaba. Gus, vestido con collar de encaje o con tres mil adornos cada día, acompañó su vida durante casi dos décadas.


A Marisol, su talento de carácter romántico le lleva algunas veces a la soledad de su hogar en donde pasa horas y horas de lectura, mientras escucha zarzuelas y óperas e incluso canta, porque no hay que olvidar que hizo sus pinitos en el Bel-canto, y fue invitada a una Olimpiada Musical por Europa. Otras veces se sienta en el Kiosco de la Plaza y quizás porque sabe que el poema es capaz de derrotar todo lo malo que nos rodea, escribe poesía y reflexiones y, ocurre que uno de esos días que me acerco a saludarla me dice con pasión:

-Me gusta escribir, coleccionar libros de poesías, cuentos y juegos infantiles. Y me  añade, -me gustaría que un día vinieran a mi casa. Quiero que vean mi colección de monedas, sellos, botánica, piedras semi-preciosas, muñecas vestidas con trajes típicos canarios. Después hojea su libro y me lee algún pensamiento.

A mí me emociona verla escribiendo sus poemas repletos de vivencias y sentimientos, poemas que destacan por la belleza en el estilo y la sencillez. Me encanta verla leyendo en el kiosco de La Plaza de Los Llanos, será porque dicen que en nuestro entorno se lee poco. Lo cierto es que me emociona incluso verla pasar su lápiz sobre cada poema. Ojalá esos libros inéditos algún día vean la luz.


En su día Marisol, entusiasta y conocedora del concepto del deporte, no se conforma con ser espectadora, quiere ser protagonista activa y, para ello crea una  especie de sueño, y forma equipos de baloncesto femenino con cientos de niñas del Colegio Sagrada Familia. Más tarde forma una cantera de niños y niñas que logró federar y competir a diferentes niveles a pesar de las dificultades económicas con las que se tropezó porque, por aquel entonces, las instituciones locales y provinciales no tenían capacidad de inversión, pero ella no se desanima busca colaboraciones, subvenciones. Finalmente consigue traer a equipos de fuera de la isla como fueron el Náutico y El Canarias. También colabora en cursillos de natación como monitora de niños en la piscina municipal y en el Club de tenis.



Desde que era muy pequeña ha participado en pequeñas obras de teatro, con actuaciones en las que destacaba por sus papeles como bailarina, cantante… ¡Estoy segura que muchos la recuerdan participando en las Fiestas de La Patrona y las del Carnaval y más recientemente ha colaborado en la radio compartiendo sus vivencias culturales! 


Marisol es una mujer original que vive en una casa repleta de recuerdos, en un hogar que es un museo. Marisol Van Baumberghem tiene el raro privilegio de ser una adelantada a su tiempo, de hacer época.

En el Valle de Aridane, 19 de marzo 2018

Penultima foto: Mujeres propuestas por la ciudadanía. 

miércoles, 28 de marzo de 2018

WHITNEY HOUSTON, SIEMPRE TE AMARÉ, con vídeo




https://www.youtube.com/watch?v=PwHmo5woszg

Whitney Houston nació el 9 de agosto de 1963 en New Jersey, Estados Unidos, empezó en el coro de una iglesia baptista, haciendo del góspel su medio de expresión. Cuando un día adelantó un paso, entonó un solo y logró que toda la congregación acabara con lágrimas en los ojos, muchos lo supieron.

Creció Whitney Houston en un ambiente de góspel y coro. Su madre, Cissy Houston, tenía cierta fama entre las cantantes de Rhythm&Blues. Habló a su hija de la magia de la voz, y le puso como ejemplo los éxitos de su sobrina, Dionne Warwick. Whitney Houston respetaba, y admiraba, el trabajo de las grandes damas del soul, pero al principio se dejó tentar por el mundo de la moda. Fue portada de publicaciones como Seventeen y Glamour..., pero la música logró conquistarla definitivamente y apartarla de otras aficiones.

Houston, quien empezó a cantar desde los doce años, saltó al estrellato gracias al apoyo de su prima, Dionne Warwick, su madrina Aretha Franklin, y el productor Clive Davis, amigo de la familia. Su primer álbum, Whitney Houston, de 1985, fue el primer álbum debut de una artista femenina que más ventas ha obtenido en la historia: 30 millones.

En el año 1992, el cine le daría la oportunidad de ambientar los teatros con su voz. El Guardespaldas, fue una película en la que Houston tuvo el papel protagónico junto a Kevin Costner. Además de su actuación, la banda sonora de la película tuvo canciones de la artista como I Will Always Love You, el que sería su sencillo más famoso y con el que fue merecedora de dos premios Grammy.
Cuando Whitney Houston sale a escena se hace el silencio, deja al mundo sin respiración. Muchos saben que su forma de cantar aproxima al mismo cielo

Murio en el 2012, a los 48 años de edad.

sábado, 24 de marzo de 2018

JESÚS DE NAZARET, ARTHUR RIMBAUD


En aquel tiempo Jesús vivía en Nazaret:
Crecía en virtud el niño y también crecía en años.
Una mañana, cuando vio que los tejados se ponían rubescentes
salió de su cama, mientras todo dormía bajo un pesado sopor,
para que José, al levantarse, encontrara la tarea ya acabada.
Volcado sobre el trabajo y con el rostro sereno,
 tirando y empujando una enorme sierra,
cortaba muchas tablas con sus brazos de niño.

Lejos, sobre los altos montes, el claro sol subía
y sus llamas de plata entraban por las humildes ventanas…
Ya conducen los boyeros los rebaños a los pastos
y admiran, al pasar, al joven artesano y los ruidos del trabajo matutino.
«¿Quién es este niño?», preguntan.

Su cara expresa una seriedad mezclada de belleza; y la fuerza nace en sus brazos.
El joven artífice trabaja el cedro con arte, como un veterano;
ni los trabajos de Hiram fueron antaño tan grandes, cuando, en presencia de Salomón,
con vigoroso y prudente brazo, cortaba los enormes cedros y los maderos del templo.
Sin embargo, su cuerpo se arquea más flexible que una grácil caña,
alcanzando su espalda el hacha, cuando la levanta.»

Pero su madre, oyendo el rechinar de la hoja de la sierra, había abandonado el lecho,
y entrando sigilosa y en silencio,
sorprendida ve al niño que se afana y que maneja enormes tablas…
Apretando los labios mira,
y, mientras abraza a su hijo con su mirada serena, por sus trémulos labios se pierden
vagos murmurios; Brilla la risa en sus lágrimas…
Mas la sierra, de pronto, se rompe, hiriendo los dedos incautos
y su cándida túnica se mancha con la sangre purpúrea…
un leve gemido se eleva de su boca.

Pero, al ver de repente a su madre, los dedos enrojecidos, esconde bajo su vestido
y, fingiendo sonreír, la saluda.
La Madre, postrada a rodillas de su hijo,
acaricia, ¡qué pena!, con sus dedos los dedos del niño
y besa repetidamente sus tiernas manos, con largos gemidos,
bañando su cara con enormes lágrimas.
Pero el niño impertérrito dice: « ¿Por qué lloras, madre ignorante?
¿Porque el hiriente filo de la sierra rozó mis dedos?
¡Aún no ha llegado el momento en el que te sea preciso llorar!»
Y, entonces, reemprende el trabajo:

su madre, silenciosa, vuelve hacia el suelo su rostro luminoso, pensando en tantas cosas
y mirando a su hijo con tristes miradas:
«Gran Dios, hágase tu voluntad santa.»

Entresacado de: Biblioteca Digital Ciudad Seva

miércoles, 21 de marzo de 2018

CARMENCITA HERNÁNDEZ, MUJER DESTACADA EN LOS LLANOS DE ARIDANE, LA PALMA


Y dos distinciones especiales a doña JUANA BRITO Y doña MARISOL VAN BAUMBERGHEN

Dicen los sociólogos que hace más de cien años que empezamos a mirar más hacia nosotros mismos en detrimento del bien común, que las emociones y los afectos se están desvaneciendo, que los seres humanos somos cada día más individualistas. Que tenemos un afán desmedido de resaltar lo particular, y de olvidar el sentimiento de comunidad, que ya no existe el espíritu de colaboración sino el interés por ganar y competir.





Pero quiero pensar que estas afirmaciones no son del todo ciertas, de hecho hoy celebramos la vida de tres mujeres solidarias, tres mujeres incorporadas a la vida pública, tres mujeres reales que están con nosotros, que han luchado para promover el cambio para otras mujeres, que han realizado una importante labor a la sociedad combinándolo  con la crianza de sus hijos, la organización del hogar, la huerta. Tres mujeres silenciosas, que abrazan con su existencia el mundo entero, que logran encandilarnos, emocionarnos.


Y este año, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, a través de la concejalía de Igualdad y la concejal del área Elena Pais tras analizar las propuestas enviadas a través de la web del Ayuntamiento, deciden distinguir como como Mujer Destacada a la presidenta de la Fundación Solidaridad La Palma, doña CARMEN HERNÁNDEZ BARRETO y con dos distinciones especiales a doña JUANA BRITO y a doña JUANA BRITO Y doña MARISOL VAN BAUMBERGHEN. También se homenajeó a 28 mujeres propuestas por la ciudadanía. Y desde aquí quiero agradecer que a mí también me hayan propuesto.


Doña CARMENCITA HERNÁNDEZ BARRETO nace en la Carrilla, Los Llanos de Aridane. Es la menor de dos hermanos y en su infancia juega en un barrio alegre, donde los vecinos, con una naturalidad perfecta, salen de una casa a otra como si fuese la suya. En una calle en la que aún Carmencita escucha las risas y los juegos de aquellas niñas con las que jugaba en su infancia, como Piluca, Carmita, sus primas: María del Carmen, Nievitas, Andrea y Maribel. Las escucha entre las voces de su tía y sobre todo de su madre.



-La quería tanto, que siempre deseaba estar a su lado -me confiesa Carmencita- Era inteligente, sabía canciones, cuentos, esos secretos que sólo saben las personas mayores.

Y como no quería estar alejada de ella, estudia en el colegio de las Madres Dominicas. Después recibe clases de mecanografía, taquigrafía, contabilidad y corte y confección de la cual obtiene el título. Más tarde el Ayuntamiento la propone para estudiar Educación y Deporte pero como fue una niña muy protegida, los padres no aceptaron la propuesta.

Quizás, por eso el trance de hacerse mayor lo vive de una manera muy intensa y, sin casi darse cuenta, Carmencita se prepara para entender el infortunio de los demás como su destino y, quizás siguiendo las palabras del escritor Albert Camus “Crea un aprendizaje cuyo primer estadio es la ternura con uno mismo. Apoya al  hombre en su gran esfuerzo, que consiste en ocultarse a la certidumbre de morir completamente” 




Y busca la belleza del arte y se siente atraída por doña Magdalena Carballo y doña Marietta de las Casas, escritoras que ejercieron el periodismo y el magisterio entre otras actividades, mujeres educadas en los libros, mujeres que le proporcionan identidad y confianza, destellos apasionantes. Mujeres, que Carmencita las considera sus maestras, tanto que me revela que el tiempo que pasó con ellas comprendió que la vida era una historia y que cada uno de nosotros somos los autores. ¡Entiendes! Y enternecida por el recuerdo, continúo:

-La casa de doña Magdalena fue como el Centro Cultural-Social de Los Llanos de Aridane. Me recuerdo a mí misma escribiendo poemas en pedazos de papel o leyendo a poetas, representando obras de teatro, recortando artículos de los periódicos. Allí aprendí esa manera de ver la vida a través de la lectura, aprendí a descubrir la naturaleza humana, a tantear la vida.

 A vivir momentos de aprendizaje y de gozo, experiencias que la forman poco a poco. Y con la ayuda de doña Marietta y la pedagogía y el talento de don Antonio Valcárcel prepara unas oposiciones al Cuerpo de Telégrafos. Recuerda el punto y la raya de las señales telegráficas. Me mira, cierra los ojos y se concentra en aquellas señales del morse, igual que si estuviera escuchando mensajes de otra galaxia.

Pero en seguida recobra el aplomo y me cuenta que tuvo que presentarse dos o tres veces a esa oposición porque al llegar a la eliminatoria final la suspenden por ser mujer. Sííí, no aprobaban sino un 2% de las mujeres.

Lo cierto es que la vida para nosotras ha sido, durante años y años, eso: Humillaciones y renuncia. Sabor a naufragio. A eso se reducía la vida de las mujeres, a una serie de oportunidades perdidas. Pero a Carmencita que fue una buena alumna no le asusta la existencia, sigue trabajando y supera el bachillerato, estudia Magisterio, y ejerce de maestra sustituta en la Escuela Nacional-Parroquial, también durante unos años imparte clases a empleadas de hogar. ¡Y cómo son las cosas de la vida!, en su primer trabajo sustituyó a Doña Magdalena Carballo Fernández por enfermedad.


 Pero se siente tan preocupada por la injusticia que arrasa al ser humano que desarrolla su inquietud social con dedicación en proyectos como Unicef, Proyecto Hombre, Cáritas y Médicos sin fronteras. Sin embargo a nivel personal no tiene claro cuál iba a ser su futuro. Desea irse de misionera, desea formar una familia, alcanzar el sol y la tierra, dar forma a ese mundo del espíritu y de fe que, un grupo de seglares que llegaron a la isla le inculcaron.

Así con esos sentimientos contradictorios del corazón, imagina el largo camino que quiere recorrer, las varias vidas que quiere vivir, y de pronto conoce a Luis Afonso Cabrera, se hacen novios y se casan, pero antes ella le explica que quiere seguir sintiéndose humana, seguir colaborando con asociaciones benéficas. Quizás porque Carmencita desde muy joven había comprendido lo que era la ética solidaria. Su marido aceptó.


La llegada de sus cinco hijos le obliga a hacer una pausa, a esperar, a aguardar, -eso que todas las mujeres saben hacer tan bien-, pero su deseo de estar en contacto con otros seres es tan arrollador que desde que los chicos estuvieron medio criados compartió su trabajo doméstico con su otra realidad. Por ningún motivo del mundo quería abandonar a esos seres con rostros o sin ellos, cercanos o lejanos que ella estaba convencida que la necesitaban.


Y en el año 1990 Carmencita, junto con un grupo de amigas, algunas ya no están entre nosotras, como Carmen Rosa, Raquel Martín, Nina Lola, Rosita Brito, Maruja y otras que siguen entre nosotras como Juanita Brito, Angélica, Mela, Finda, Carmen Barrios,  Esther Yánez, Mónica… Mujeres, casi todas ellas procedentes de Cáritas, logran hacer malabarismos para compatibilizar esto y lo otro. Intentan estirar el mar y llegar al horizonte para acariciar el sueño de ayudar a esos seres más desfavorecidos dentro o fuera de la isla (Colombia, Kenia, Perú y otros), y lo consiguen unas veces con fondos que obtienen a través de un mercadillo, rifas, cenas otras con donativos etc. Un año más tarde este grupo se legaliza con el nombre de Fundación Canaria Solidaridad La Palma. En el 2015 se funda la Residencia y Centro de Respiro familiar.


Carmencita Hernández Barreto, es una mujer valiosa y coherente con una visión intensa y profunda del mundo y de la sociedad, una mujer dotada de una gran sensibilidad creadora que incluso llega a dirigir y publicar la revista “La Plaza” que se ha editado mientras ha conseguido ayudas. Una revista en la que tuvimos la suerte de participar.


Ha recibido premios, acreditaciones, homenajes. Una gran mujer que ha manifestado a lo largo de su vida su grandeza humana. Gracias Carmencita. Gracias, Marisol, gracias  Juanita Brito.

EN PRÓXIMAS PUBLICACIONES subiré las palabras que dediqué a doña Marisol Van Baumberghen y a doña Juana Brito en el acto que se celebró en el Museo Benahorita, La Palma, el 19 de marzo 2018

Amenizaron el evento al piano Goretti Peña y voz de Cecilia, así como pudimos disfrutar tambien del coro de Cámara Llanensis con su director Mario San Gil Plata.